PRESENCIA DE LA ETERNIDAD. Tibi silentium laus

$4.000,00

Amigo lector

En razón de esas melodías, que superan al oído, comenzamos hoy esta peregrinación. No te sorprenda demasiado cuanto leas aquí. Simplemente te hago esta confidencia: el descubrimiento esencial de mi vida, que ha sellado indeleblemente mi vocación, es la realidad de la hondura, de la profundidad del alma, del espíritu abierto al infinito, de la inconmensurabilidad del corazón. Yo sé que Dios es el Centro de nuestro ser y que nuestro interior es mayor que todo el universo. Dicho de otra manera, se trata de la contemplación sin medios y sin porqué, ya que Dios es Presencia interior, por gracia y don único, sin medida y sin modo. Esta experiencia no puede ser transmitida de ninguna manera sino que se convierte en una permanente invitación a penetrar más en el misterio y exhortar a algunos a aventurarse por un camino semejante. Para ello es preciso abandonar y abandonarse o dejarse dejar… Es preciso ver en la noche y abrir los ojos interiores a la Aurora del Ser. (…)

En suma, lector amigo, te invito a seguir por estas pequeñas sendas… Quizá logren decirte alguna cosa. Mi gusto será siempre encender la plegaria en el silencio amable del corazón… Aquí se descubre el secreto de nuestra paz, aquí, en el silencio que por nada puede ser violado, hallamos el ámbito una y mil veces deseado, en la más entrañable intimidad, por cierto transformante y deificante… No te detengas ante la amenaza del dolor o por sospechosas trazas de sufrimiento alguno. En caso que cualquier adversidad llamara a la puerta de tu alma, abrázate a la cruz sin temor y deja a Dios ser Dios en su templo que eres tú… Allí hallarás nuevas margaritas y el perfume de todas las flores escondidas.

¿Qué más puedo decirte ahora? iSepárate de todo y permanece en el silencio de Dios! Como se le dijo a San Silvano del Monte Athos: permanece en el infierno y no desesperes… Quédate, en suma, y abandónate, que tu Padre te levanta y te hace hijo en verdad.

Descubre, pues, más adentro. No temas la aventura… No te conformes con lo que te dicen o con lo que te dan. Intérnate aún más en la espesura que ya sospechas en tu interior. No, no te quedes ahí detenido, ahí afuera. Prosigue tu camino sin estridencias.

Alberto E Justo (Autor), Introducción (fragmentos)

Sin existencias

SKU: 1134 Categoría:
Lo deseo
Lo deseo

Descripción

Índice

Introducción
Ser monje en el corazón
Vocación y silencio interior
De la vocación monástica al “fondo del alma”
La vocación “apostólica”
Mas allá

NUEVAS MEDITACIONES

POESÍA. Nuevos intentos de poesía trascendente en prosa orante

Información adicional

Peso 18 kg
Dimensiones 12,5 × 0,5 × 0,1 cm
Autor

Editorial

Desierto interior

ISBN

9872101507

Páginas

192

Formato

Rustica sin solapas